EXPOSICIÓN PARLEM DE DROGAS CAMIÓN ITINERANTE

  • ax01
  • r04
  • r05
  • r06
  • r07
  • r08

La percepción juega un papel importante al referirse a las drogas en sentido abstracto. Como tal, se ha potenciado el sentido de distorsión de la realidad como metáfora constructiva. La verdad (la estructura metálica y los dispositivos que en ella se resguardan) se cubre con una capa que nubla la visión (el recubrimiento de las mismas es una piel cristalina que se enturbia según se avance). El objetivo es conseguir un espacio diáfano gracias a la transparencia de todas las paredes, cuyas instalaciones expuestas pueden estar o no visibles gracias a un film que cambia de opacidad según el ángulo de visión.

Para apoyar el discurso de la exposición, el pavimento es una cuadrícula que se deforma e incluso sube a las paredes en una pequeña sección,  al hablar de los efectos de las drogas. La utilización de la cuadrícula tiene que ver con la racionalidad de las cosas, pero también figura dentro de la imaginería estudiantil, segmento de visitantes al cual está enfocada la exposición. Dicha racionalidad o geometrización, se traslada a todos los muros y mobiliarios al remarcarles las aristas, que acompañados de su parcial transparencia, pareciesen un diagrama en tres dimensiones.

El objeto, el reflejo, la transparencia y la distorsión cobran sentido como tales.